Tortitas de calabacín 9


Tortitas de calabacín

Esta receta la he encontrado por casualidad en el blog Entre Cacerolas al cual ya estoy suscrita porque la idea me ha encantado. Antes de nada, adelanto que he tuneado un poco la receta, pero sólo para conseguir que tenga menos calorías, simplemente cambian las cantidades. Para que os hagáis una idea, he hecho estas tortitas hoy a las 7 de la tarde y mientras las hacía no podía parar de comer. Pero he tenido que parar si quería hacer esta foto. Ya sabréis lo que ha pasado después de la foto, no? Muy pocas quedan en el plato para la cena…

1 calabacín grande
1 huevo
60 g. de harina
30 g. de queso en polvo
1/2 cdta. de levadura química
1 cucharadita de sal
Aceite de oliva (o mantequilla)

Paso 1: Quítale la piel al calabacín y rállalo, ya sea con un rallador de queso (como lo he hecho yo) o también puedes usar una batidora o la Thermomix. No sé cómo saldría sin quitarle la piel, pero pienso que también puedes hacerlo así…

Paso 2: Coloca el calabacín en un colador y deja que suelte todo el caldo. Presiona con la mano hasta que quede seco.

Paso 3: En un bol bate el huevo, añade el calabacín y la sal. Remueve.

Paso 4: Añade al bol la harina, el queso en polvo y la levadura. Mézclalo todo.

Paso 5: Pon una pizca de aceite (o mantequilla) en una sartén y caliéntalo.

Paso 6: Para hacer las tortitas (que no han salido redondas del todo) he usado una cuchara grande. Cogía una buena cucharada, la ponía en la sartén y le daba forma. Espera a que se doren y dale la vuelta. Tardan muy poco en hacerse, un minuto por cada cara aproximadamente.

Sugerencia: Si la sartén se queda aceite añade otro poquito antes de empezar a hacer la siguiente tanda. Te aconsejo que la primera tortita la hagas sola en la sartén para que una vez hecha, la pruebes y veas si hay que añadirle más sal. No obstante, si te salen sosas, también puedes añadirle sal final después en el mismo plato donde las sirvas.


Deja un comentario

9 ideas sobre “Tortitas de calabacín