Lagrimitas de pollo 11


3 pechugas de pollo (si la compras troceadas mejor)
Harina de freír
Aceite

Ingredientes para el adobo:
2 dientes de ajo
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de comino
1 vaso y medio de vinagre
1/2 vaso de agua

Paso 1: En un mortero haz un majado con todos los ingredientes del adobo, excepto el vinagre y el agua.

Paso 2: En un tupper con tapadera (para poder cerrarlo luego en el frigorífico), añade el vinagre, el agua y el contenido del mortero.

Paso 3: Trocea las pechugas de pollo, el tamaño no importa, como te guste más, pero que todos los trozos sean más o menos iguales para que luego se hagan a la misma vez.

Paso 4: Añade el pollo al tupper y déjalo al menos 4 horas en el frigorífico, aunque cuanto más tiempo lo dejes más sabor tendrán.

Paso 5: En el momento que vayas a comerlas, prepara un plato con harina y ve pasando cada trozo de pollo.

Paso 6: Fríelo con abundante aceite en una freidora o en una sartén y déjalas tan doraditas como te gusten.


Deja un comentario

11 ideas sobre “Lagrimitas de pollo