Tomates rellenos


Tomate (tantos como queramos hacer)
Queso philadelphia
Huevo duro
Atún (o jamón de york)
Sal
Albahaca

Paso 1: Corta un poco la parte de abajo del tomate, sólo un poco para conseguir que se quede de pie en el plato.

Paso 2: Con la ayuda de un cuchillo quítale la parte superior, haciendo un círculo, con cuidado de que no se rompa.

Paso 3: Ahora empieza a sacar la pulpa del tomate, hasta que quede vacío, debe quedar aproximadamente 1/2 centímetro de borde.

Paso 4: Mezcla la pulpa que has extraído con el atún, el huevo duro, el queso philadelphia, y un añade un poco de sal.

Paso 5: Una vez que esté todo bien mezclado, rellena el tomate hasta que sobresalga un poco por fuera.

Paso 6: Espolvorea un poco de albahaca por encima y ¡listo!.

Deja un comentario