Crema de calabacines “seguros”


Esta receta me la ha dado un amigo que patina conmigo, lo llamamos Segura, de ahí el nombre de la receta. Es una receta muy sana e ideal si estás intentando perder unos kilillos.

2 calabacines grandes
4 dientes de ajo
1 cebolla
Aceite de oliva
1/2 cucharada de comino
Sal y pimienta

Paso 1: Lava y corta los calabacines a rodajas gruesas, no hace falta que los peles. Pela la cebolla y trocéala en gajos sin preocuparte mucho por la forma porque después tendrás que batirlo todo. Pela el ajo y trocealo también como quieras.

Paso 2: Pon un poco de aceite de oliva en una cacerola que posteriormente te sirva para meter ahí la batidora y no salpique. Lo ideal es una cacerola no muy ancha y alta, para que puedas batir cómodamente. Una vez que el aceite esté un poco caliente, añade los trozos de calabacín, cebolla y ajo.

Paso 3: A fuego lento, y removiendo mucho para que nada se pegue, espera 15 o 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, añade un poco de agua (medio vaso estaría bien).

Paso 4: A continuación añade el comino, una pizca de sal y otra de pimienta. Remuévelo todo bien y tapa la cacerola.

Paso 5: Cuando veas que la verdura ya está blanda, en esa misma cacerola bátelo todo, que quede una crema finita, sin grumos. Pruébalo y sazona de nuevo si es necesario.

Nota: Puedes servirlo en un bol, y encima espolvorear un poco de cebolla deshidratada del ikea, o un poquito de zanahoria picadita con un rallador, o un poco de perejil para que le de color, o un huevo duro picado…

Deja un comentario