Queso frito Brie


1 queso Brie
Pan rallado
1 huevo
Aceite

Paso 1: Cortamos el queso entero en triangulos. Envolvemos cada triángulo en papel transparente y lo metemos en el congelador durante una hora aproximadamente.

Paso 2: Batimos el huevo en un bol y ponemos el pan rallado en otro bol.

Paso 3: Cuando saquemos el queso del congelador le quitamos el papel transparente y lo pasamos por huevo y pan rallado.

Paso 4: Calentamos aceite en una sartén y cuando esté muy caliente vamos añadiendo los triangulos, debemos darle un par de vueltas para que se doren, pero con mucho cuidado para que no se salga el queso cuando está fundido.

Nota: Se puede comer solos, o añadirle un poco de mermelada de frambuesa, o añadirlo a una ensalada…

Deja un comentario