Patata asada al horno 2


Las patatas asadas en el horno se pueden servir para acompañar cualquier carne o simplemente para una cena ligera, una vez que estén asadas, se cortan por la mitad y se puede servir sólo con sal y pimienta, o con mantequilla (a mí no me gusta), con alioli, con mayonesa, con una lata de atún, con jamón de york y bechamel… hay infinidad de combinaciones y es una receta muy fácil, aunque no tan rápida.

Lo único que tenemos que hacer es lavar la patata, sin pelarla, ponerla sobre papel de aluminio, rociarle un poco de aceite de oliva, cerrar el papel de aluminio y meterla en el horno durante hora y media aproximadamente, eso dependerá del horno, porque mi horno, al no ser de cocina es más lento que otros, aunque lo ponga a la misma temperatura.

Patata rellena
También se puede hacer rellena, pero es necesario que la patata se muy grande… una vez que la cortamos por la mitad, con un tenedor rascariamos el interior de la patata y lo mezclariamos con los ingredientes que nos gusten. Aunque la mejor opción es utilizar los ingredientes que tengamos en la nevera en ese momento, para mí las mejores combinaciones para hacerlas son:

Opción 1: Atún, maiz, aceitunas picadas, queso rallado y salsa alioli.

Opción 2: Jamón de york, surimi a tiras (palitos de cangrejo) maiz y salsa rosa.


Deja un comentario

2 ideas sobre “Patata asada al horno